Eventos

“Quedate conmigo, Lucas” la obra teatral basada en cuentos de Hernán Casciari y protagonizada por dos destacados comediantes argentinos.

Lucho Mellera y Lucas Lauriente, quienes encarnan respectivamente los personajes de Lucas y Alex en la obra, contaron cómo se sienten en su nuevo rol de actores y hablaron de las ganas de hacer girar la obra por el país en este 2020. Por Vanesa León

Lucho Mellera y Lucas Lauriente, quienes encarnan respectivamente los personajes de Lucas y Alex en la obra, contaron cómo se sienten en su nuevo rol de actores y hablaron de las ganas de hacer girar la obra por el país en este 2020.

 

Por Vanesa León

*Disclaimer: La entrevista se realizó el año pasado, luego de la última función de la obra; la misma estaba destinada a un medio de prensa escrita que finalmente no encontró un espacio para publicarla.

“Quedate conmigo, Lucas” es una obra escrita por Hernán Casciari, autor también del suceso teatral “Más respeto que soy tu madre”. Narra el dialogo constante entre dos niños de 5 años que manejan perfectamente el lenguaje, y que ilustra maravillosamente las inquietudes, los conflictos y las hipótesis sobre la vida adulta que se presentan a esa edad. Trata temas como el Edipo, el bullying y el descubrimiento de la sexualidad en la infancia; Freud hubiera sido un espectador recurrente.

Hernán contó en varias entrevistas que la elección de Lucho y Lucas la hizo su hermana después de haber visto un show de Stand Up, y que, luego de hablar con ellos y que aceptaran la propuesta de interpretar a Alex y Lucas, dejó en su manos y en las del director Pablo Picotto todas las decisiones que quisieran tomar respecto a lo que él había escrito. Fue a dos funciones, el preestreno y la última función, y en ambas se mostró muy conforme, se lo pudo ver riendo como un espectador más. Llegó a comentarle a la gente que lo saludaba, luego de ese preestreno, que esperaran a los chicos y les dijeran de su parte lo bien que lo habían hecho y lo mucho que le había gustado; también manifestó que a pesar de haberla escrito, hubo muchos momentos en los que él mismo se sorprendía y que cuando más disfrutaba era cuando notaba que Lucho y Lucas habían incluido más de ellos en Alex y Lucas.

Luciano y Lucas trabajan juntos haciendo Stand Up hace ya varios años; en 2016 se convirtieron en los primeros comediantes en llenar el mítico estadio Luna Park con su show Mellera Lauriente. En 2018 estrenaron sus especiales de Netflix (“Todo lo que sería Lucas Lauriente” e “Infantiloide”) e hicieron una pequeña gira por Europa. Sin embargo esta es la primera vez que se suben a un escenario como actores, sobre esto Lucho dice “Era la primera vez de ambos que decíamos palabras de otro, por suerte las palabras fueron de Casciari, y la dirección de Pablo Picotto. Y lo hicimos juntos, que eso calmó mucho más nuestros cagasos.

A su lado, luego de la última función del 2019, Lucas agrega “El proyecto está rodeado de amigos y bueno, para mí lo nuestro ya es hermandad, más o menos. No podríamos ni en pedo haberlo hecho con otra persona que no sea el otro, no había chance de poder lograr, en tan poco tiempo de ensayo, la química que hay ahí arriba. Eso es porque ya hace nueve años que trabajamos juntos entonces se hizo más fácil por eso, pero sí, fue un desafío gigante.”

 

¿Qué sintieron estando arriba del escenario interpretando un papel?

 

Lucas: Y…es medio flashero porque uno trata siempre de ser lo más natural posible, que es lo que nosotros tratamos de lograr con el Stand Up, pero de todas formas tenés que saber que estás en la piel de, en nuestro caso, un nene de 5 años. Entonces fue como ir dividiendo el cerebro para que un 33% seas vos, un 33% sea el pendejo de 5 años, y el otro 33% tiene que ser un adulto que hace de un nene, entonces es multitasking en el cerebro a pleno.

Lucho: Sí, sí, a full. Pero la verdad es que nos divertimos mucho, a mí se me pasan volando las funciones, siempre llegamos a la última escena y digo “¡no, nos olvidamos de una!”

 

Lucas: Y no.

¿Le hicieron algunas modificaciones al guion?

Lucho: Sí, muchas. Este texto es del 2004 y tenía muchas cosas que estaban desfasadas a la época, ya aprendimos que hay muchas cosas que no se pueden decir ahora, que no se pueden hacer. Pero Casciari fue muy generoso en ese aspecto y cuando le planteamos esta inquietud, él nos dijo “Chicos, esto es arcilla. Hagan lo que quieran con este texto, yo les doy la estructura. Confío plenamente en los tres -por nosotros dos y Picotto-hagan lo que ustedes quieran”. No se metió nunca Casciari en los ensayos, vió directamente el preestreno.

 

Respecto a eso que decís sobre ciertas cosas que ahora no se pueden decir ¿Cómo se llevan con todo el auge del feminismo?

 

Lucho: Yo creo que bien, aprendimos mucho, seguiremos aprendiendo

Lucas: Es necesario

Lucho: Obviamente, y yo creo que ambos comulgamos con todo lo que propone el feminismo. Claro que siempre va a haber que aprender un montón y siempre vamos a ser hombres, en definitiva, entonces tenemos menos derecho a opinar en algunas cosas.

Lucas: O cero, directamente.

Lucho: No, no, en algunas cosas, pero nada en cómo se trata a la mujer.

Lucas: Es cerrar el orto y escuchar.

Lucho: Estamos en eso ahora.

Lucas: Aparte la obra habla de un par de cosas que son medio polémicas y está bueno por ahí hacer el ejercicio

Lucho: Y no esquivarlo. Investigar y aprender dirían Lucas y Alex.

Volviendo a la obra, en una nota dijeron que se sentían identificados con los personajes ya que Alex al igual que Lucas es más sensible, y por el contrario Lucas es como Lucho un poco más mala onda ¿No hubiese sido un desafío mucho mayor que sus personajes no se parecieran en nada a ustedes?

 

Lucho: Sí, totalmente. Pero bueno, creo que nuestro primer desafío era actuar por primera vez, queríamos que todo lo demás sea contenido. Cuando ambos leímos los textos nos hallamos muy rápido en el personaje de cada uno, nos sentimos como refugiados en eso y nos metimos por ahí.

Lucas: Sí, sí, re. Yo creo que si lo hubiésemos hecho al revés por ahí hubiese salido eh, yo creo que cualquiera de los dos podría haber hecho cualquier personaje, pero nada, esto me parece que era lo más natural. Ni bien lo leímos dijimos “ah sí, es así” y con solo darle una leída dijimos “no, vos sos tal y yo soy tal” y salió. Por suerte salió, un poco confuso decirle Lucas a alguien que no soy yo (ríe) pero sacando eso, estuvo todo bien.

Si pudieran elegir un cuento para interpretar en teatro ¿cuál sería?

(Ambos): Quedate conmigo, Lucas (ríen)

Lucas: ¿Otro, aparte? ehh, uff, qué ignorante soy, hablando de todo un poco. Yo creo que me cabe un toque la fantasía… ¿”Alicia, en el país de las maravillas” cuenta como cuento? Sí, es un cuento.

Lucho: Sí, qué despliegue.

Lucas: Me re gustaría hacer algo así, con muchas personas.

Lucho: ¿Quién serías, El Sombrerero Loco?

Lucas: El sombrerero loco, creo yo. Un sombrerero un poco más excedido de peso en este caso, pero…

Lucho: A mí me gustaría sí, me divertiría agarrar un clásico y traerlo a la época coyuntural.

 

Un clásico ¿cuál?

 

Lucho: No sé, cualquiera, pero traerlo y adaptarlo y que sea más…

Lucas: 2019

Lucho: Claro, claro.Lucas, en los shows de Stand Up que haces solo incluís una parte musical, ahora que te metiste también en la actuación ¿te gustaría hacer un musical?

Lucas: Sí, re, pasa que canto como la mierda.

Lucho: No, cantas bien, amigo.

Lucas: Sí, pero no canto lo suficiente como para hacer un musical

Lucho: No, podrías haber estado en Mambrú

Lucas: Me hubiera gustado ser el negro de Mambrú

 

¿No te hubiese gustado incluir en la obra algo más musical?

 

Lucas: En algún momento me hubiera gustado hacer un musical, pero no en algo que naturalmente no tiene música ¿entendés? No me tomaría quizás el atrevimiento de decirle a Casciari o mismo de decirle a él (Lucho) o a Picotto “Che, quiero meterle música a esto” No, porque me van a sacar de una patada en el orto y tienen toda la razón del mundo. Pero en algún otro momento por ahí sí, un musical me gustaría hacer. Tendría que estudiar para eso, por ahí estudiar un poco más de canto, que canto ya estudié pero… estudiar baile principalmente porque bailo como el orto y en los musicales la gente baila, pero sí, ¿por qué no?

Lucho: Podés estar en una silla de ruedas

Lucas: También ¿cómo no?

 

Y por último, ¿Cuáles son los planes para el 2020? ¿Van a seguir todo el año con la obra?

Lucho: Seguiremos con la misma obra

Lucho: En Paseo La Plaza la verdad que la gente, a los que organizan todo en Paseo, les gustó mucho y nos propusieron en vez de estar los miércoles, –durante las primeras siete funciones, en 2019, ocuparon el horario de los miércoles a las 21hs– estar los jueves y los viernes con esta obra en esta misma sala a las 10 de la noche, un horario más copado todavía. Y los sábados seguimos con Mellera Lauriente que es nuestro show de Stand Up, así que estamos tres días por semana acá.

Lucas: Yo me duermo acá directamente, ¿para qué voy a pagar alquiler?

Lucho: Vamos a acampar acá.

¿Se van a ir de gira?

Lucho: La gira de esta obra, tenemos muchas ganas de hacerla, pero primero nuestro compromiso está acá en Paseo.

Lucas: Y tenemos que pasar, que quede regia para sacar la gira.

Lucho: Pero sí, la idea es en el futuro girar porque la tienen que ver todos esto, es una maravilla de Casciari, no tanto de nosotros

Lucas: Eso de Casciari.

 

Luego de una exitosa primera temporada, habiendo colgado el cartel de localidades agotadas en varias funciones, “Quedate conmigo, Lucas” sigue sumando espectadores los jueves y viernes a las 22:15hs.

Lucho y Lucas, además, nos esperan a todos en su ya clásico show de Stand UpMellera Lauriente” los sábados a las 23:59hs. Lamentablemente, con la cuarentena que enfrenta el pais pese al coronavirus no habran mas funciones hasta nuevo aviso.

Show More

Noticias relacionadas

Dejá un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close