CríticasPelículas

Critica de “Sonic: La Pelicula”, dirigida por Jeff Fowler (2020)

Todos alguna vez jugamos un "fichin" en la costa, o con el SEGA en casa.

Bienvenido Sonic al mundo cinematográfico, por fin. Es verdad que faltan pulir algunas cosas de la trama y la relación de “Dounut Lord” (James Marsden) con Sonic (Ben Schwartz) es muy parecida a la que vimos con Jaden Smith y el roedor amarillo en Detective Pikachu, pero, con una personalidad tal cual el juego nos transmitía, Sonic nos adentra en su mundo y nos explica un poco de sus origines.

Todos alguna vez jugamos un “fichin” en la costa, o con el SEGA en casa, algún juego de este erizo eléctrico. Es que Sonic es un clásico, el icono pop de los 90 (Con su primera aparición en el juego Sonic: The Hedgehog de 1991) que nació como competencia de Mario Bros, el gigante de Nintendo, hoy tiene su primera película en cines. Jeff Fowler, su director, nos trae una mezcla de humanos de carne y hueso y un CGI que, en los primeros trailers, fue duramente criticado por los fans debido al aspecto que lucía Sonic, nada parecido a la imagen que reflejaba el juego, y debido a esto la película retraso su lanzamiento casi un año. Por suerte, el producto final es un buen modelado 3D con mucha similitud a esta especie de mascota que adoptamos en los juegos. Aunque, para mi gusto, con un énfasis excesivo en el brillo que desprenden sus púas eléctricas, el personaje está bien logrado a nivel visual, y más aún en su personalidad. Eléctrico, hiperactivo, por momentos muy fanfarrón y por otros decidido a acabar con todo lo que se interponga entre él y su objetivo, Sonic se hace querer con el pasar de los minutos. Es un extraterrestre que sufre de soledad y lo único que necesita es ser parte de una familia, cansado de vagar entre mundo y mundo busca asentarse en la Tierra, pero, otra vez, corre peligro debido al potencial de su peculiaridad: Sus poderes y su energía eléctrica sin límites. Acá es cuando aparece el Dr. Robotnik (El mismo de los videojuegos) interpretado por el histriónico Jim Carrey que, dicho sea de paso, es el actor ideal para este personaje. Con una locura extrema, este genio futurista busca cazar a Sonic y hacerse así de sus poderes, tarea difícil le toco. No esperen ver una película que parezca un videojuego de Sonic, si bien lo vamos a ver corriendo casi sin parar durante 1 hora y 30 minutos, esto es casi un preludio de lo que nos depara esta… ¿saga? Porque si, a mi gusto le falta demostrar mucho a este personaje, estamos acostumbrados a verlo usar ataques y habilidades en los videojuegos que dentro del film no vemos, nos queda la sensación que es un Sonic en preparación y no una suerte de superhéroe definido, está en pleno crecimiento y esperemos ver pronto al extraterrestre antropomorfo en su máxima expresión. James Marsden y Tika Sumpter aportan lo suyo a esta historia como una pareja de Green Hills, sin hijos, que se terminan encariñando con nuestro compañero de aventuras en 16bits. Gracias al dios de los videojuegos arrancamos con el pie derecho y la historia comienza en Green Hills, Tom Wachowski es sheriff de la ciudad y está en su búsqueda personal de sentirse útil, de enfrentarse a problemas “reales” como oficial y estar a disposición de salvar una vida, y ante la oportunidad de ayudar a Sonic de una muerte casi segura, no lo duda ni un segundo. Su participación es simple, solo tienen que rodear a Sonic y él se encarga del resto, el centro del film son el erizo y Jim Carrey, y lo bien que lo hacen. Esperaba que haya más guiños nostálgicos, si bien tenemos los anillos, que Sonic colecciona durante cada nivel para poder teletransportarse a otro mundo, bien aplicados, creo que la falta de un buen soundtrack aportando esa cuota de intensidad o nostalgia a las escenas de acción dejan un poco que desear, pero en planos generales es una película que se disfruta y entretiene, después de todo es Sonic, le dedicamos tantas horas en la infancia que no nos vamos a quejar (Todo lo contrario) por hora y media más.

Federico de Maio

Show More

Noticias relacionadas

Dejá una crítica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close