NotasPelículas

Películas para reflexionar sobre el virus

La realidad supera la ficción, pero esta misma puede anticiparse a los hechos.

La realidad supera la ficción, pero esta misma puede anticiparse a los hechos.

Las películas no son solo un material de entretenimiento exclusivo sino que siempre guardan un mensaje, que puede ser abordado de diferentes maneras. Resultan hechos culturales que interpelan y visiones artísticas que están atravesadas por los tiempos que corren. En medio de esta pandemia global, lo que parecía ridículo, hoy es tema central ¿Qué historias sirven como una crítica sanitaria?

Al día de la fecha es alarmante la situación en todos los niveles. Las víctimas fatales crecen ante un virus del cual se le hace una prensa avallasante y paradójicamente se tiene un desconocimiento notable. La incertidumbre crece y parece una cuestión dinámica. Algunas personas, si pueden, buscan distracciones, otras creen que es un punto de inflexión para re pensar como llegamos a este escenario.

Virus

Una enfermedad de procedencia asiática que se expande por el desembarco de personas. Un virus conocido con una mutación parecida a la de la gripe Aviar poco a poco hace colapsar el sistema de salud, teniendo una gran mortalidad. Respiradores y herramientas médicas no pueden contener a los pacientes. Al mismo tiempo que se intenta buscar una cura, se desatan reclamos, violencia social, ciudadanos aterrados y una cuarentena obligada. Se hacen “campos de contención para los enfermos”.

La trama de este film producido en Corea del Sur está catalogado como terror y ciencia ficción, pero si bien los síntomas son un poco distintos, es espeluznante con cuanta veracidad funcionaría ahora. En Corea del Sur la salud pública es impensada y los sistemas estatales no tienen la infraestructura necesaria. La desigualdad social afecta, a pesar que la enfermedad le puede llegar a cualquiera, siempre los sectores de mayor poder son quienes intentan anteponerse por encima de los demás. Lo cual recae en caos que envuelve el ambiente, ya que tanto médicos y científicos no saben de qué forma responder por falta de insumos y un Estado ausente.

Contagio

Se transmite por la tos, estornudos, por contacto y al tocarse la cara con las manos sucias. Le sigue una fiebre, picazón en la garganta y dolores de cabeza. El cuerpo se siente adolorido y comienza a fallar. Algunos no presentan síntomas, pero pueden ser portadores. Se la confunde con una simple gripe. En las calles se comienza a usar barbijo, se controla la limpieza y los lugares de aglomeración. Las fakesnews se confunden con noticias verídicas. La economía se para y el destino se encuentra en alguno de los miles de laboratorios.

El reparto increíble plasma con suma crudeza la desesperación. Escenas que reflejan donde algo tan simple, como viajar en un transporte público, puede llegar a ser peligroso. A diferencia de lo que ocurre en la realidad, en este caso el gobierno estadounidense toma cartas sobre el asunto a las semanas de conocerse el primer fallecido. Hasta se desarrolla una investigación donde funcionarios de la Organización Mundial de la Salud viajan a investigar el origen de la enfermedad. Dentro del país capitalista se estatizan hospitales, mientras en cuestión de dos meses desarrollan la vacuna y problema resuelto. Una exageración. Pero el origen fue muy curioso, puede considerarse un spoiler, pero tampoco sorprendería a nadie. Unas máquinas de deforestación arrasan con un terreno habitado por murciélagos, estos desorientados, infectan a un cerdo que más tarde sería vendido para el consumo en pésimas condiciones higiénicas y alimentarias.

Ceguera

“Para ser sincero, nunca vi algo como esto antes”, responde el medico desconcertado interpretado por Mark Ruffalo. La epidemia súbita causa ceguera y una ciudad moderna entra en un colapso. Una metáfora que hace foco a la dependencia de estructuras sociales, las cuales son sumamente frágiles y cambian o se transforman rápidamente para llegar a un solo fin: Sobrevivir. También es una analogía no solo a un enemigo invisible, sino al depósito de la fe en los medios de comunicación o hasta la fluidez del pánico generalizado.

Además el desinterés por los gobernantes es representado en esta “ceguera”, hasta que es demasiado tarde. Al punto que tuvo que infectarse un funcionario con autoridad relevante para poder abordar el virus. Brasil, Estados Unidos, Italia, España, Reino Unido entre otras potencias no solo han desinformado sino que minimizaron la problemática. Por otro lado la religión parece estar ausente o responder de manera apocalíptica alarmando más que trayendo tranquilidad: “Esto es un castigo de Dios”.

Epidemia

Los experimentos con animales desencadenan una enfermedad que luego se esparce por el contacto de persona a persona. Ya en 1995 esta película retrataba los horrores que acontecían en la época, como el Ébola. El mercado de Hollywood aprovecha catástrofes para vender entradas pero de igual forma hay reacciones interesantes a destacar. El ejercito es quien interviene y reprime al pueblo con la excusa de traerles seguridad. Pero lo único que logran es generar miedo. Los críticos en su momento la tildaron de ser la primera historia aterradora de la época actual.

Fase 7

Pandemia total en el mundo. Medidas de extrema precaución. Supermercados saqueados. Personas violando cuarentena obligatoria y un misterio que ahora es más personal ¿Qué pasa adentro de las casas? La joya argentina presenta a una pareja que vive en un departamento dentro de la Ciudad de Buenos Aires. Luego de hacer las compras se dirigen a su hogar pero este se ve custodiado por las autoridades, que les otorgan un número específico para que puedan llamar y “todo lo que necesiten”.

Resulta que los vecinos de pasar a ser agradables y confiables empiezan a armar grupos sectarios, sospechando de los demás inquilinos. La paranoia es un tema recurrente y como una tos nerviosa puede llegar a causar una división arrasadora. El humor ácido desestresa un acontecimiento angustiante. El único objetivo claro es quedarse en casa y cuidar a nuestros seres queridos ¿A qué costo?

Luciano Capristi

Show More

Noticias relacionadas

Dejá un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close