NotasSeries

The Witcher: Heredero al trono

La nueva serie ambientada en la saga de libros más aclamada por los amantes de la fantasía está por llegó a Netflix y su primer capítulo rompe todo tipo de esquemas, cráneos y hasta un par de sillas de ruedas.

Aún los fans no supuran el veneno por el final decepcionante que tuvo Games Of Thrones, pero dejando el debate atrás vienen nuevos aires enigmáticos para el 20 de diciembre. Un nuevo guerrero se abrirá paso para coronarse como el show predilecto de la gran N ¿Es tan bueno como pinta? La respuesta corta es SI, pero hay mucho camino por recorrer en este análisis del primer episodio.

Un hombre de cabello blanco y pálida piel se adentra a un territorio inhóspito. En su mundo conviven, humanos (los verdaderos villanos) y todo tipo de criaturas, pero él particularmente es considerado “repulsivo”, un “bichos raros”. Los brujos son seres que se exponen a un largo tortuoso entrenamiento para más adelante convertirse en un cazador de monstruos a sueldo. Es esta primicia que aparece en la superficie, pero pronto se desentraña un destino mucho más revelador.

Arrancamos fuerte, en todo sentido. Los primeros compases ya nos introducen varios elementos de la saga protagonizada por Geralt de Rivia, que aunque nos impacte su mentón a lo Superman, Henry Cavill rinde como nunca imitando hasta el acento del personaje mostrado en los videojuegos, del cual hay algunos guiños. Aunque la principal fuente de inspiración son las novelas originales escritas por el polaco Andrzej Sapkowki, las cuales finalizó en el 2013, pero sigue en total diálogo con la producción y los guionistas.

En materia de efectos especiales se nota un buen derroche de presupuesto. Netflix termina el año con lo que podrían ser sus mejores diseños pintorescos en el bestiario y no tiene nada que envidiarle a las películas de alta producción. Obviamente acompaña el paisaje crudo del viejo continente ubicado en el Este de Europa, que comparte sintonía folclórica con una música excelente para la ambientación para el continente que plantea.

El aspecto más destacable del capitulo fueron las escenas de lucha, mano a mano y a espada limpia. Las coreografías parecen sacadas de John Wick. Sublimes movimientos brutales y crudos que nos dejaran con ganas de más. Marcan el ritmo con cada mandoble y no le da asco mostrar violencia pura.

En materia narrativa tenemos una forma de contar la historia con saltos temporales. Quizá confunda al principio pero no tarda en establecerse las líneas argumentales. Seguramente los episodios siguientes profundicen este aspecto para hacerlo más ameno a la audiencia. Las bases ya están y su adaptación muy respetable, que puede guardar ciertas diferencias y sorpresas.

No hay una trama política como tal, pero tenemos grupos religiosos, sectas y legiones de seres de toda índole que buscan diferentes tipos de poder. Al parecer Neflix apuesta todo a este proyecto, teniendo en cuenta que se acercan plataformas arrolladoras como Disney Plus y Amazon. Esperemos que los siguientes capítulos estén a la altura y demuestren que The Witcher es una aventura digna.

Luciano Capristi

Show More

Noticias relacionadas

Dejá un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close